Le ofrecemos para esta etapa de crecimiento un calzado que favorece la libertad de movimientos con piel de primera calidad, puntera y talón reforzados para garantizar el perfecto desarrollo del pie del bebé La comodidad, así como la seguridad y el confort, son ingredientes indispensables a la hora de elegir un zapato para un bebé que camina.

Desde el gateo y los primeros pasos en la más tierna infancia, los pies son la parte de nuestro cuerpo que más trabaja y que sufre el desgaste de soportar todo nuestro peso. Pie plano, cavo, callos, juanetes o pie de atleta son algunos de los trastornos más frecuentes del pie. Casi todos –el 95% o más- de los pies adultos con problemas físicos comienzan en la niñez, al llevar zapatos mal diseñados y construidos.

 

 

Formulario de Contacto

Search